¿Has oído hablar del láser de CO2? El láser de CO2 es un tipo de láser muy utilizado en dermatología (cada vez más, porque nos encanta). Se trata de una tecnología muy avanzada que nos permite eliminar de forma muy precisa lesiones cutáneas de distinto tipo así como tratar cicatrices de acné y el envejecimiento cutáneo, entre otras cosas. En este post te cuento todo lo que necesitas saber sobre este tratamiento tan demandado. Allá vamos.

¿ Cómo funciona?

El láser de CO2 es un dispositivo que emite una luz con una longitud de onda de 10600 nm, por la que el agua de los tejidos tiene afinidad (el agua es el cromóforo). Esta agua absorbe la luz, se calienta, y de esta manera se destruye el tejido en el que está. Produce una quemadura, un daño controlado en la piel (por eso es un láser ablativo), que nos va a permitir eliminar capas superficiales de la piel y va a estimular a capas profundas para que produzcan colágeno y elastina. Si no has leído el post que escribí sobre las diferencias entre la luz pulsada y el láser ahora es el momento.

El láser de CO2 puede usarse de forma continua o fraccionada. Como bien explica el doctor Didac Barco en sus cursos, imagina una alcachofa de la ducha. Si la giro a un lado sale un único chorro de agua (lo que sería el CO2 en modo continuo o clásico), y si la giro al otro este chorro se divide en muchos chorros iguales más pequeños (lo que sería el CO2 fraccionado).

Arriba el chorro único de agua representa el láser de CO2 en modo continuo.
Abajo, el chorro se divide en muchos más pequeños, lo que representa el modo fraccionado del láser de CO2.

  • En modo continuo el haz de luz es único, y lo utilizamos para hacer cirugía, porque quema y coagula.
  • El modo fraccionado como su nombre indica consiste en dividir el haz de luz en muchos haces más pequeños que al impactar sobre la piel crearán columnas de daño térmico, entre las que habrá piel sana sin tratar. Para reparar esas zonas “dañadas” nuestra propia piel reepitelizará y formará colágeno. El fraccionar el haz de luz hace que el proceso sea mejor tolerado y más seguro.

¿Qué indicaciones tiene?

La verdad es que para mí es una herramienta súper útil y que utilizo a diario en mi práctica clínica.

En el modo continuo sirve para:

  • Vaporización de lesiones cutáneas benignas, tales como queratosis seborreicas, actínicas, fibromas, lunares verrugosos, xantelasmas, verrugas, puntos rubíes…todo lo benigno que sobresalga puede ser eliminado con láser de CO2.
  • Uso como bisturí en cirugía de tumores cutáneos, tanto benignos como malignos. Es útil también en cirugía de la uña.

Antes de después del tratamiento con láser de CO2 de queratosis seborreicas en el cuello
Antes de después del tratamiento con láser de CO2 de queratosis seborreicas en el cuello

En el modo fraccionado:

  • Cicatrices de acné: de forma aislada es, posiblemente, la mejor herramienta para mejorar las cicatrices de acné, si bien no hay ninguna técnica que las elimine al 100%. Mejora la textura y la luminosidad de la piel y consigue disminuir la profundidad de las marcas de acné.
  • Cicatrices hipertróficas y queloides, junto con otros muchos tratamientos (infiltraciones de fármacos, crioterapia, luz pulsada…).
  • Estrías.
  • Quemaduras y cicatrices quirúrgicas.
  • Rejuvenecimiento o resurfacing (manchas, arrugas finas, surcos, flacidez): mejora el tono de la piel, atenúa arrugas, aporta luminosidad, tensa…
  • Rejuvenecimiento de zonas concretas como los párpados o el código de barras.

Antes y 12 meses después de una sesión de láser de CO2 fraccionado para cicatrices de acné (se ven menos profundas, si bien podría mejorar más con sesiones repetidas)
Antes y 12 meses después de una sesión de láser de CO2 fraccionado para cicatrices de acné (se ven menos profundas, si bien podría mejorar más con sesiones repetidas)

¿Cómo es el procedimiento?

Después de hacer fotografías (súper importantes para poder tener un control de la evolución), limpiaremos la zona y pondremos anestesia en crema o infiltrada, dependiendo del caso.

Posteriormente se realiza el láser, que es un proceso muy bien tolerado por lo general, y al terminar se aplica frío para aliviar un poco las molestias y se pone alguna crema reparadora o antibiótica.

¿Cómo son los días siguientes al láser?

En el caso de eliminación de lesiones cutáneas con el láser de CO2, en la zona tendrás una costra que se desprenderá en una o dos semanas. Puedes mojarla en la ducha y aplicar un antiséptico después. Cuando se cae la costra la zona suele quedar de color rosa y es importante la fotoprotección para evitar hiperpigmentación postinflamatoria, es decir, que la zona se manche.

En el caso del láser de CO2 fraccionado:

  • Una vez realizado el láser, la sensación que vas a notar es similar a la de una quemadura solar, que suele durar un par de horas. Notarás que te arde la cara. Para aliviarla, lo mejor es aplicar frío local sobre la zona.
  • Tu médico te dirá exactamente qué curas debes llevar, pero generalmente solemos recomendar una crema antibiótica mañana y noche y alguna crema regeneradora con protección solar para aplicar varias veces al cabo del día hasta que se caigan las costras.
  • En función de la agresividad, puede que tengas que tomar alguna medicación para prevenir infecciones, como el herpes simple.
  • Es importantísimo evitar la exposición solar, por lo que debes estar unos días en casa, hasta que se desprendan las costritas. Además, ten en cuenta que cada microcolumna de luz será una herida que se trasformará en una costra, por lo que la apariencia de tu piel los primeros días es de quemadura (la “gofrera” que le llama la doctora Natividad Cano), por lo que no querrás salir mucho. La fotoprotección debe ser estricta mientras que tengas la cara roja.

Evolución del tratamiento con láser de CO2 fraccionado
De izda a dcha: día del procedimiento (día 0), día 1 y día 3.

¿Qué riesgos tiene?

Con el láser de CO2 se cumple bien eso de “no pain, no gain”. Es decir, cuando más agresivos seamos en los parámetros, mejores resultados conseguiremos, pero también más riesgos asumiremos. Quien no arriesga no gana (tengo refranes para todo). Estos riesgos son:

  • El eritema (rojez) postláser,  es normal una vez que se desprenden las costras, y será más o menos duradero en función de la caña que hayamos dado.
  • Hiperpigmentación postinflamatoria, más en personas con fototipos altos de piel, más cuanto más agresivo haya sido el procedimiento, y más cuanto más expuestos al sol nos pongamos después del láser. Muchas veces pautamos despigmentantes para prevenirla.
  • Reactivación de infecciones como el herpes simple, por eso solemos dar profilaxis antiherpética.
  • Sobreinfección de las heridas, por eso hay que realizar una correcta higiene posterior sin manipular mucho la zona (las costras hay que dejarlas que se caigan solas) y por eso solemos pautar un antibiótico tópico.

¿Está indicado en cualquier persona?

Ni todo el mundo es candidato ni todos los candidatos pueden. Teniendo en cuenta en qué consiste el procedimiento y los riesgos, el láser de CO2 fraccionado lo evitaremos:

  • En pacientes con fototipos altos, por el alto riesgo de hiperpigmentación postinflamatoria.
  • Durante el verano, por lo mismo.
  • En función de la disponibilidad del paciente. Hay que buscar un hueco en la agenda para pasarse unos días fuera de la circulación (el downtime que le llamamos), y esto a veces es difícil.

¿Cuándo se ven los resultados?

En caso de que hayamos quitado alguna lesión con este láser, ya te vas de la consulta sin ella. Como te he comentado, quedará una costra que caerá en pocos días. Es algo fácil y rápido.

En el caso del CO2 fraccionado es tu cuerpo el que tiene que formar el colágeno. Una vez que se caen las costras queda un edema que mejora mucho el aspecto de la piel. Es la “luna de miel” que le llama el Dr. Barco. Esto dura unos 7-21 días. En las siguientes semanas si hemos tratado cicatrices pueden verse incluso peor y luego, poco a poco tu cuerpo va formando colágeno y la mejoría se va produciendo progresivamente hasta un año.

Pues hasta aquí este interesante repaso de esta tecnología tan útil. Espero que te haya gustado.

¡Feliz semana familia!